Noticias

Dos joyas cinematográficas ocultas durante casi cuatro décadas verán la luz en Play-Doc 2021

5 Ago 2021
sepa still

El suizo Walter Saxer, productor de Werner Herzog, acudirá al festival gallego para presentar una película inédita en España

También se podrá ver en exclusiva la última obra recuperada del cineasta alemán Wolf Eckart Bühler


Tui, 5 de agosto de 2021.-
 Play-Doc continúa desvelando la programación de la que será su 17ª edición y que se celebrará en Tui del 22 al 26 de septiembre. Además de las primeras retrospectivas españolas de los norteamericanos Manfred Kirchheimer y Bette Gordon, en el festival de este año se podrán ver dos verdaderos hallazgos cinematográficos, dos películas nunca antes vistas en nuestro país, realizadas en la década de los ochenta.

La primera de ellas lleva por título Sepa: Nuestro Señor de los milagros (1987) y está dirigida por el suizo Walter Saxer, conocido por ser el productor de uno de los rodajes más difíciles de la historia del cine: Fitzcarraldo (1982), del realizador alemán Werner Herzog y ganadora de la Palma de Oro a la mejor película en Cannes. Sepa era el nombre de una colonia penal al aire libre creada en 1951 por el gobierno de Perú como parte de un programa de colonización del Amazonas, cuyo objetivo era el de promover la agricultura entre los presos en medio de la selva peruana. Es precisamente durante el rodaje de Fitzcarraldo donde nace esta perturbadora película, ya que Saxer descubrirá este presidio de camino al lugar desde donde debía partir el famoso barco de vapor que aparece en la película de Herzog.

Sepa: Nuestro Señor de los milagros –la sola obra de Saxer como director y en cuya narración participó también el escritor y premio Nobel de literatura, Mario Vargas Llosa–, supone el único documento visual de esta penitenciaría experimental de la que prácticamente no existen vestigios. Olvidada durante 34 años, esta película reflexiona sobre los conceptos de justicia, crimen, castigo y redención, y sobre la filosofía detrás de esta singular cárcel donde los presos caminan libres y viven junto a sus familias, abandonados a su suerte en el corazón de la asfixiante selva amazónica.

Walter Saxer, el cerebro y brazo ejecutor de las producciones más difíciles de Werner Herzog –además de Fitzcarraldo, Saxer también produjo Aguirre, la cólera de Dios (1972), El enigma de Gaspar Hauser (1974) o Nosferatu, vampiro de la noche (1979), entre otras. Saxer impartirá en Tui una clase magistral muy especial en la que compartirá sus experiencias en el mundo del cine, hablará de sus trabajos con Werner Herzog y Klaus Kinski, de cómo se produce una película bajo las condiciones más extremas y, entre otras cosas imposibles, de cómo subir un barco a una montaña.

Otra de las sorpresas de esta edición de Play-Doc será la exhibición de la última película recuperada por el Filmmuseum de Munich del singular realizador alemán Wolf Eckart Bühler, recientemente fallecido y a quien Play-Doc le dedicó una pequeña retrospectiva en 2019. El propio Bühler presentó entonces su extraordinario díptico sobre el actor norteamericano Sterling Hayden, con las excelentes Der Havarist (1984) y Leuchhturm des Chaos (1983). En esta ocasión su viuda Hella Kothmann acudirá de nuevo a Tui para acompañar el estreno español de Amerasia (1985), considerada por muchos críticos como su mejor película.

A medio camino entre el documental y la ficción, Amerasia sigue el regreso al sudeste asiático de un ex combatiente de la guerra de Vietnam, en su búsqueda de una niña no deseada, como tantos otros hijos nacidos de soldados norteamericanos, en una especie de versión personal de Bühler de Centauros del desierto (1956) de John Ford.

Wolf Eckart Bühler fue un viajero infatigable, un crítico magnífico y un cineasta extraordinario que ejerció sin duda una gran influencia, aunque subliminal, en la cultura cinematográfica alemana. A pesar de todo Bühler ha sido un gran desconocido para la historia del cine, siendo que a él mismo le gustaba escribir sobre cineastas que durante mucho tiempo fueron olvidados como Irving Lerner, Leo Hurwitz o Jacques Tourneur.

Recuperar, redescubrir y reivindicar la obra de realizadores como Wolf Eckart Bühler, Walter Saxer, Manfred Kirchheimer o Bette Gordon, ha sido siempre uno de los empeños del festival gallego. A lo largo de su trayectoria Play-Doc ha destacado la importancia de muchos cineastas perdidos, desconocidos, olvidados o censurados, como el norteamericano Peter Emanuel Goldman, el cubano Nicolás Guillén Landrián, el polaco Bogdan Dziworski o los brasileños Ozualdo Candeias y Aloysio Raulino, entre otros.

Share

Facebook Twitter Pinterest