Seminario

SEMINARIO EL CRÍTICO-CINEASTA

‘EL DOCUMENTAL Y LA FICCIÓN’

por Paulino Viota

1ª jornada: Dos ejemplos extremos, dos polos opuestos en el tratamiento de un mismo motivo, en la descripción de un mismo mundo, una misma sociedad, la de Polinesia.

Un caso límite de la actitud documental:

Robert Flaherty (1884-1951), verdadero fundador del cine documental con Nanuk el esquimal (1922), padre indiscutible de toda la tradición de la captación de la realidad tal cual es, rueda junto con su esposa en la isla de Savai’i, del archipiélago de Samoa, Moana (nombre del protagonista masculino), conviviendo con los habitantes del lugar, para empaparse de sus formas de vida, desde abril de 1923 hasta diciembre de 1924.

Un caso límite de la actitud de creación de una ficción:

  1. W. Murnau (1888-1931), que ha rodado en Alemania Nosferatu (1922), El último (1924), considerada entonces la mejor película del mundo, por su expresividad puramente visual, y Fausto (1926), y al que han contratado en Hollywood, para que haga la obra maestra del cine americano y ha hecho Amanecer (1927), es convencido por Flaherty, que, como toda la gente del cine, le admira sin reservas, para hacer juntos una nueva película en Polinesia, una nueva Moana, que incorpore la sabiduría cinematográfica sin igual del alemán.

El resultado será Tabú, rodada en Bora Bora y Tahití, en la Polinesia francesa, entre enero y octubre de 1930.

Aunque hay 1.500 millas de distancia entre Samoa y Tahití, ambas películas tratan de un mismo tipo de sociedad, de un mismo ámbito cultural. Estamos, pues, ante un caso único en la historia del cine: dos obras de dos de los más grandes cineastas, que muestran posiciones opuestas, de un uso radical del documental y de un uso igualmente radical de la ficción, sobre similares personajes y ambientes. Estamos ante un material que se diría hecho a propósito, a medida para la reflexión en nuestro seminario sobre las diferencias, y las semejanzas también, entre ambos conceptos del cine, con todo lo que ello implica, desde las formas de utilización de la creatividad, hasta la relación con los personajes y los colaboradores, la construcción de la narración, la utilización de los recursos cinematográficos (fotografía, montaje…) y todo lo que se nos pueda ocurrir.

2ª jornada: Hatari! es una obra maestra singular, porque siendo una película de ficción, en realidad está construida sobre una alternancia muy marcada, casi podríamos decir sobre una dialéctica, entre secuencias documentales de caza de animales salvajes vivos en diferentes lugares de Tanzania y secuencias propiamente de ficción. Howard Hawks (1896-1977), el director, siempre estuvo muy interesado por integrar elementos reales del trabajo de sus personajes cuando éste es peligroso y espectacular. Hatari! es la culminación de una recreación documental que tiene otros hitos, por ejemplo, en Avidez de tragedia (1932, las carreras de autos), Pasto de tiburones (1932, la pesca del atún) o Río Rojo (1948, el transporte de ganado).

En nuestra sesión, estudiaremos la estructura, la construcción de la película. Cómo, con una sabiduría digna del más refinado compositor musical, Hawks ha organizado la alternancia entre las partes documentales y las de ficción, para desarrollar en el tiempo, en la sucesión que es toda película, una narración matemática, hecha de los ritmos de la vida, de la alternancia natural de los días y las noches que se articula con la tensión de las cacerías documentales y el melódico sosiego de la convivencia de los personajes de ficción.

Para inscribirse, enviar correo a prensa@play-doc.com. Máis información aquí

contactos

CONTACTOS

Paulino Viota, 64', 1970, España
Director: Paulino Viota
Cámara: Ramón Saldías
Producción: Paulino Viota
Montaje: Paulino Viota, Guadalupe González Güernes
Guión: Javier Vega, Santos Zunzunegui, Paulino Viota
Reparto: Guadalupe González Güernes, Eka García, José Miguel Gándara, Camino Gárriz

Recién llegada a Madrid, Tina alquila una habitación en la pensión Villanueva, donde vive Javier, miembro de una organización antifranquista. Ambos comienzan una relación, pero el temor a ser descubiertos por el dueño de la pensión les obliga a llevar el romance a escondidas. Filmada en dos semanas de forma casi secreta, sin apenas presupuesto y escasos medios técnicos, Contactos es una de las primeras películas antifranquistas clandestinas, considerada como una de las obras más importantes de las década de los setenta.

Contacto:
Intermedio
dvd@intermedio.net