Wolf-Eckart Bühler

Amerasia

Wolf-Eckart Bühler, sobre su filme

Hannah Arendt escribió en su día que el juicio de Eichmann le enseñó al mundo la banalidad del mal. En lo que a los responsables de la guerra de Vietnam se refiere, este término podría invertirse: ellos nos han enseñado el mal de la banalidad.

La guerra ha terminado, pero en algunas personas los recuerdos siguen ardiendo sin llama. Navidad de 1984, Bangkok (Tailandia). John Scott, veterano afroamericano de la contienda, va en busca de sí mismo y regresa al lugar del acto. Como un delincuente, como un amante… Esperando su visado para Vietnam, se encuentra con una oscura fiesta de Navidad que tiene lugar en un pequeño bar situado en pleno distrito del entretenimiento de Bangkok. Los invitados son compatriotas: mercenarios, agentes de la CIA, antiguos miembros de las fuerzas armadas. Así, John Scott se entera de la existencia de varios miles de veteranos de la guerra que no retornaron a EE. UU. y ahora viven en Tailandia.

¿Quiénes son estos hombres? ¿Por qué se han quedado? ¿Qué hacen en un país que debe de recordarles a aquel donde mataron y donde ellos mismos casi resultaron muertos? ¿Qué significa para ellos esta guerra, tantos años después? Lleno de confusión y curiosidad, John Scott los busca. Los encuentra por todas partes: en bares y burdeles, en playas y barriadas, en arrozales y no muy lejos de antiguas bases aéreas. Más de una docena de años llevan los estadounidenses usando Tailandia no solo como «centro de recreo» de sus fuerzas armadas destinadas en Vietnam, sino también como «portaaviones» para bombardear Laos, Camboya y el país vietnamita. ¿Y él no sabía nada?

Samai, que John creía que era tailandesa, es hija de un soldado estadounidense a quien ella no ha llegado a conocer. En Tailandia existen miles de los llamados «amerasiáticos», le cuenta la chica en tono acusador. Cada vez más amargada e introvertida, lo guía por un mundo que sin duda no habría conocido sin ella. Cuanto más va aprendiendo sobre sí misma, más va comprendiendo él también. Entonces John Scott decide dar la vuelta; intentará encontrarse a sí mismo en su país.

Los protagonistas del filme, el actor estadounidense John Anderson (figura principal de ASHES AND EMBERS, de Haile Gerima) y la tailandesa Gillian Tuyudee, se interpretan a sí mismos: John Anderson sirvió dos años como soldado en Vietnam, en 1969 y 1970, y Gillian T. Hornett es hija de un miembro de las fuerzas armadas estadounidenses. Todas las demás personas que aparecen en el filme son lo que son de verdad: propietarios de bares y periodistas, agricultores y haraganes, bailarinas y trabajadoras del sexo, boxeadores tailandeses y mercenarios… Cada uno de ellos, y cada uno a su manera, víctima de la guerra a la que deben su existencia; enigmáticos testigos clandestinos de un pasado que se encuentra aquí y allá, indeseado y reprimido; extranjeros y carentes de hogar en un país que puede que les haya dado cobijo o un lugar donde vivir, pero nunca un hogar de verdad.

La guerra de Vietnam ha dejado muchas víctimas y algunas tienen que seguir viviendo con lo que experimentaron… El solitario deambular de John Scott por Bangkok y Tailandia, sus encuentros y debates constituyen un excurso sobre la culpa, la impotencia y la represión. Y tal vez sobre la esperanza.

amerasia-2

Amerasia

Wolf-Eckart Bühler, 97', 1985, Alemania
Dirigido, escrito y producido por Wolf Eckart Bühler
Fotografía: Bernd Fiedler
Montaje: Thomas Balkenhol
Música: Terry Allen
Con: John Anderson, Gillian Tuyudee Hornett, Terry Allen, Surachai Chantimatorn, Alan Dawson, Paijong Laisakul