PLAY-DOC REDOBLA SU APUESTA POR EL CINE GALLEGO MÁS ACTUAL

1 Mar 2017
MONTANHAS_ARDIENTES_HELENAGIRON1

− El programa, que incluye cinco estrenos, ofrece una visión amplia de un cine diverso impulsado por una nueva generación de creadores

− El festival internacional de Tui exhibirá 12 películas de autores gallegos que representan distintas formas de entender el cine de no ficción

Tui, 1 de marzo de 2017. Play-Doc Festival Internacional de Cine Documental redobla en su edición de 2017, que se celebra entre el 22 y el 26 de marzo, su apuesta por el cine gallego más actual. Consolidado como referencia de la vanguardia internacional y garantía de calidad, el trabajo de los cineastas gallegos gana prestigio cada año y crece también en su representación en Play-Doc, que en esta nueva edición exhibirá 12 películas que muestran el vigoroso pulso de la creación cinematográfica gallega.

Cada año aparecen nuevos nombres que se suman a un elenco de jóvenes realizadores que conquistan premios y reconocimientos en el mundo entero. A ellos les dedica Play-Doc un año más un programa especial, con una docena de obras, en su mayoría autoproducidas, que encarnan diferentes formas de entender el cine documental. La  representación que se mostrará en el el festival de Tui, que este año alcanza su 13ª edición, tendrá como grandes características la variedad y la pluralidad.

El programa trata de mostrar los impulsos creativos del documental en Galicia. Se acerca así a un cine diverso, que muestra la vitalidad de una nueva generación de creadores que emplean este género cinematográfico para investigar tanto en la forma como en los contenidos.

Entre las películas programadas hay títulos de directores que se han convertido en escaparate internacional de la creación gallega. Es el caso de Eloy Domínguez y Helena Girón, de los que se proyectará Rust y Montañas ardientes que vomitan fuego, respectivamente. Otros, como Cristina Caamaño, emplean la animación para tratar de un suceso como La fuga de los 45, de la cárcel Modelo de Barcelona en 1978.

La muestra aborda también una revisión de los procesos de creación. Quiasma, de Tono Mejuto, se acerca al arte de un coreógrafo y bailarín; Manuel Vilariño. Ser luz, de José Manuel Mouriño, profundiza en el trabajo del premio nacional de fotografía; Aysha, de Fon Cortizo, retrata a una poeta de Oriente Medio, y O equilibrio dos opostos, de Alberto Baamonde, muestra la lucha de un cocinero con estrella Michelin, Javier Olleros, para defender su restaurante Culler de Pau de O Grove.

En algunos casos, como el del fotógrafo Tono Mejuto, se trata de su primer acercamiento al cine de no ficción, para recrear, en colaboración con el coreógrafo Javier Martín, el proceso de creación de uno de sus espectáculos de danza contemporánea. Junto a ellos aparecen también autores de referencia. Es el caso de Eloy Domínguez Serén, ganador de la pasada edición de Play-Doc, o de Helena Girón (Montañas) y Jaione Camborda ( Rapa das bestas *preestreno).

Cinco de las películas suponen su estreno mundial en el festival (Aysha, Una vez fuimos salvajes, Lenda Negra, Quiasma y O equilibrio dos opostos). En la selección destaca asimismo una importante representación femenina.

Play-Doc amplía así su sección dedicada al cine gallego, con el que tiene un fuerte compromiso desde sus orígenes y del que se ha convertido en una cita anual indiscutible. El festival de Tui ha contribuido a lo largo de sus 13 años de existencia a la difusión en el extranjero del documental hecho en Galicia, organizando programas y ciclos en diferentes lugares como en el festival Dokufest, en Kosovo, en La Cité Universitaire de París o en el Town Hall de Nueva York, en Estados Unidos, así como en diferentes puntos de la geografía española.

Share

Google Plus Facebook Twitter Pinterest